Implantes de Titanio

Prótesis dentales

Prótesis dentales: removibles y fijas. Tipos, precios y materiales

La utilización del titanio en la cirugía dental ha marcado un antes y un después en la especialidad. Las propiedades físicas y mecánicas del titanio lo convierten en un material más que deseable para implantes y prótesis. La resistencia y rigidez de titanio es comparable a los de otras aleaciones nobles comúnmente utilizadas en odontología. La ductilidad de titanio, cuando es químicamente puro, es similar a la de muchas aleaciones dentales. El titanio también puede ser aleado con otros metales, tales como aluminio, vanadio o hierro para modificar sus propiedades mecánicas.

Prótesis Dentales de Titanio

Estructura de los implantes de titanio

De la misma manera que están formados los dientes, los implantes de titanio están formados por dos partes, la raíz, que es de titanio y que se suelda al hueso a través de la osteointegración y la corona, que está hecha de porcelana. El titanio es un material biocompatible por lo que se adapta a la estructura del hueso. Una vez el implante está colocado, se puede comer con normalidad y hacer una vida normal.

La baja densidad de titanio proporciona una alta resistencia a la vez que permite que la prótesis dental sea ligera. Además, la porcelana se pueden fusionar junto con el titanio y producir una restauración estética de apariencia real. El titanio fundido se ha utilizado en prótesis dentales desde los años 70.

Historia de las prótesis de titanio

Durante más de 25 años, el titanio se ha utilizado para los implantes endoóseos y subperióstico. Los implantes endoóseos tienen forma de varillas y están hechas de titanio puro o aleaciones de titanio. La capa de óxido sobre la superficie del implante permite la estrecha aposición de los fluidos fisiológicos, las proteínas y los tejidos duros y blandos de la superficie del metal. Este proceso, mediante el cual el tejido vivo y el implante se vuelven estructuralmente y funcionalmente conectados, se denomina osteointegración. El titanio también se ha utilizado con éxito como material de implante biocompatible y las continuas mejoras en el diseño de dispositivos y técnicas clínicas de implantación han conducido a procedimientos bien aceptados y predecibles.

Ventajas de los implantes de titanio

Uno de los beneficios más interesantes del titanio como material para realizar implantes es que no son rechazados por el organismo, ya que el titanio es un material biocompatible. Normalmente, antes de realizar un implante, se hace una análisis global de la boca del paciente y su anatomía. De esta manera, el médico podrá asegurarse de que no habrá futuros problemas con el material.

Otras de las ventajas de los implantes de titanio son:

  • Se puede reemplazar una sola pieza, o una dentadura completa.
  • Estética. La pieza colocada es muy similar a las reales.
  • Eficiencia (funcionan a la perfección)
  • No es necesario tallar dientes adyacentes.
  • Pueden servir para ayudar a la colocación de un puente.
  • Evita la sobrecarga de los dientes remanentes.
  • Evita el envejecimiento facial prematuro.

Para la integración completa y de calidad de un implante dental de titanio serán necesarios 3 meses. A este proceso se lo conoce con el nombre de osteointegración.

Ventajas de los implantes de titanio

Seguridad de los implantes de titanio

Los implantes dentales tradicionalmente están hechos de titanio, pero se pueden hacer de otros materiales tales como el aluminio y el vanadio o aleaciones de éstos. Los diferentes metales en la boca o el hueso pueden dar lugar a la corrosión de los subproductos que luego difunden por todo el cuerpo.

Si el paciente va a ponerse un implante o prótesis de titanio, es una buena idea hacer una prueba de compatibilidad con el fin de identificar qué marcas son las mejores para ese paciente en particular. Esto no se aborda la cuestión de la corrosión subproductos pero ayudará con las reacciones de los mismos.

Artículos relacionados con Implantes de Titanio