Puentes dentales

Prótesis dentales

Prótesis dentales: removibles y fijas. Tipos, precios y materiales

Al igual que ocurre con los puentes en arquitectura, los puentes dentales sirven para cubrir un gran hueco o vacío, en este caso en la boca y causado por la pérdida de uno o más dientes.

A día de hoy es una pieza muy necesaria dentro de la dentadura, pues las estadísticas muestran que el 69% de los adultos de entre 35 y 44 años han perdido al menos un diente ya sea por un accidente, caries o enfermedad.

Puentes Dentales

Reemplazar un diente perdido puede parecer un problema meramente cosmético, pero en realidad es mucho más que eso y puede tener un grave impacto en la salud dental. Los dientes se necesitan mutuamente para mantenerse en la posición correcta. Así que cuando uno se pierde, los dientes antagonistas (los que estaban a los lados) pueden empezar a cambiar de posición y esto, puede dar lugar a una mordida desalineada, problemas de articulación temporomandibular (ATM), y un mayor riesgo de caries y de enfermedades de las encías.

Entre los materiales más comunes para hacer puentes dentales se incluyen la porcelana, la porcelana fundida sobre metal (PFM) y oro entre otros. De éstos, los puentes de PFM y el oro son los más fuertes y son los más utilizados para los dientes posteriores donde la estética no es una preocupación. Los que están hechos al completo de porcelana funcionan bien para la parte delantera de la boca, ya que pueden integrarse bien estéticamente con los dientes vecinos.

¿Cuánto dura un puente dental? Dependiendo de la ubicación en la boca y la cantidad de presión ejercida sobre los puentes, su longevidad puede variar, aunque no es insólito que puedan durar hasta 20 años.

Tipos de puentes dentales

Existen tres tipos principales de puentes dentales, pero el concepto detrás de todos ellos es el mismo: los dientes artificiales (pónticos) se colocan en la boca y se anclan a los implantes o dientes vecinos (estribos).

Un puente dental fijo contiene una corona dental en cada extremo con uno o más dientes postizos unidos entre ellos. Las coronas se deslizan sobre los dientes naturales que se encuentran inmediatamente a la derecha ya la izquierda de la brecha hecha por los dientes faltantes, y el resto del puente de los dientes en las encías. Se trata de un puente muy resistente que es apropiado para la colocación en cualquier lugar de la boca.

Un puente unido con resina (también conocido como un puente Maryland) contiene dientes falsos que abarcan un vacío en la boca. Pero en este caso, los dientes postizos están unidos a través de las bandas de metal que se pegan a los dientes vecinos en lugar de anclado con coronas. Se trata de una opción viable cuando los dientes de anclaje están todavía en buen estado y no necesitan ser restaurados mediante el procedimiento de coronación. También se usa a menudo en la parte delantera de la boca donde el estrés es mínimo y las bandas de metal se pueden ocultar detrás de los dientes. Es un proceso menos invasivo, aunque el puente en sí no es tan seguro como un puente fijo.

Un puente voladizo es similar a un puente fijo excepto que en lugar de anclaje para un diente en cada lado del hueco, se adhiere a un solo diente. Esto podría ser utilizado en la parte posterior de la boca donde sólo hay un diente para que el puente se pueda anclar, o en cualquier lugar en el que solo haya un diente sano para que el puente se pueda adjuntar.

Tipos de puentes dentales

Procedimiento de colocación de un puente dental

Al igual que con todos los puentes, la clave del éxito es la planificación, que en este caso, significa una visita al dentista. El profesional evaluará la salud dental en general y decidirá si el paciente es o no, un buen candidato. Si las encías y los dientes están en buena salud y no existe enfermedad de las encías, el dentista dará luz verde para realizar el puente.

En la creación de un puente fijo o voladizo, el dentista primero adormece la boca en el área donde se insertará el puente. A continuación, prepara los dientes que servirán de anclaje para el puente.

Una vez que los dientes se preparan, el dentista tomará un molde de la boca utilizando una masilla blanda. Este molde se envía a un laboratorio para que se fabrique el puente. Mientras tanto, el dentista colocará un puente temporal para proteger los dientes expuestos y las encías. Cuando el puente permanente esté listo, el paciente deberá regresar al consultorio del dentista, el puente temporal será eliminado y se colocará el permanente.

Precio de un puente dental

El precio de un puente dental puede variar mucho, dependiendo de si está fabricado con porcelana, metal o circonio. Por ejemplo el circonio es el material más caro, mientras que el metal el más barato.

El precio puede oscilar entre los 250€ y 500€ dependiendo del material. Este rango de precios es por corona individual, así que cuantas más coronas, más caro será. Ten en cuenta que como mínimo, el puente dental está formado por 3 coronas.

Artículos relacionados con Puentes dentales