Corona dental

Prótesis dentales

Prótesis dentales: removibles y fijas. Tipos, precios y materiales

Una corona dental es un diente en forma de funda que se coloca sobre un diente (cubre el diente que necesita restaurar su forma, tamaño, fuerza, y/o mejorar su aspecto). Es como una funda hecha de diferentes materiales que se coloca en el diente.

¿Por qué es necesaria una corona dental?

Una corona dental puede ser necesaria en las siguientes situaciones:

  • Para proteger un diente débil (por ejemplo, a partir de la descomposición o de la rotura)
  • Para restaurar un diente ya roto o un diente que ha sido severamente desgastado
  • Para cubrir y apoyar un diente con un relleno grande cuando no queda una gran cantidad de diente
  • Realizar un puente dental en su lugar
  • Para cubrir los dientes descoloridos
  • Para cubrir un implante dental
Corona Dental

¿Qué tipos de coronas hay disponibles?

Las coronas dentales pueden ser de muchos tipos. Pueden ser enteras de metal, de resina (composite), de cerámica o de cerámica con metal. Por lo general, cuando una corona está hecha con metal, se utilizan aleaciones de oro, paladio, cromo, etc. Una de las ventajas de las coronas de metal es que es necesario eliminar menos cantidad de diente para colocarlas, resisten las mordidas muy fuertes y suelen durar más tiempo. Entre sus desventajas, principalmente encontramos el problema estético por lo que no suelen utilizarse para dientes o muelas que se vean y se suelen utilizar para la zona posterior de la boca.

Por otro lado, las coronas de cerámica más metal permiten elegir un color de diente similar al del paciente de manera que si hay que colocarla por la parte delantera, no se notará mucho. El problema de estas coronas es que, a pesar de ser fuertes, tienen más posibilidades de romperse. Además, si nos fijamos con atención, veremos que en la base del diente se ve una línea negra que pertenece al metal.

Finalmente, nos encontramos con las coronas de resina o composite. Estas coronas dentales son más baratas pero son menos duraderas y tienden a romperse y desgastarse con mayor facilidad.

Problemas de las coronas dentales

Por lo general, las coronas dentales no suelen dar problemas, pero en el caso de que los haya, estos son los más comunes:

  • Molestia o sensibilidad. El diente recién coronado puede estar sensible inmediatamente después del procedimiento, especialmente cuando la anestesia comienza a desaparecer. Si el diente que ha sido coronado aún tiene un nervio en él, se puede experimentar algo de sensibilidad al frío y al calor. El dentista puede recomendar cepillar los dientes con pasta de dientes para dientes sensibles en caso de que esto ocurra. Si se produce dolor o sensibilidad al morder puede significar que la corona es demasiado alta en el diente. Si este es el caso, será necesario llamar al dentista para que pueda solucionar este problema.
  • Astillado de la corona. Las coronas hechas de porcelana a veces se pueden astillar. Si la fisura es pequeña, es posible que se pueda reparar con una resina compuesta pero si es extensa, la corona puede necesitar ser reemplazado.
  • Aflojamiento de la corona. A veces, el cemento de debajo de la corona se pierde y hace que la corona se afloje o permite que las bacterias se filtren dentro y causar caries en el diente que permanece. Si el paciente nota que la corona está suelta, debe comunicarlo al dentista inmediatamente.
  • Caída de la corona. A veces, las coronas se caen. Esto generalmente pasa por un ajuste incorrecto o una falta de cemento. Si esto ocurre, el paciente debe ponerse en contacto con la oficina de su dentista inmediatamente. El odontólogo le dará instrucciones específicas sobre cómo cuidar sus dientes y corona hasta que pueda ser visto para una evaluación. Si el dentista puede volver a cementar la corona en su lugar, será perfecto, si no, es posible que sea necesario hacer una nueva corona.
  • Reacción alérgica. Debido a que los metales utilizados para fabricar coronas son generalmente una mezcla de metales, es posible que en algunas personas se produzca una reacción alérgica a los metales o la porcelana utilizada en las coronas. Hay que decir que el hecho de que esto ocurra es extremadamente raro.
  • Aparición de una línea oscura en un diente con corona junto a la línea de las encías. Que aparezca una línea oscura al lado de la línea de la encía del diente coronado es normal, especialmente si se lleva una corona de porcelana fundida sobre metal. Esta línea oscura es simplemente el metal que se muestra a través de la corona.

Por lo general, el paciente no debe preocuparse por sufrir problemas con las coronas dentales ya que, a pesar de que los nombrados aquí son los más comunes, por lo general, no suelen darse problemas.

La aparición de la línea negra no debe considerarse como un problema ya que es una características de las coronas de porcelana fundidas sobre metal. Si bien es cierto que no es estéticamente bonito, esta línea no suele verse en distancias cortas, es decir, no se verá cuando hables con alguien. Solo se ve en los casos en los que se mira muy de cerca.

Precio de una corona dental

Dependiendo del material que utilice el protésico dental el precio variará. Los materiales que puede emplear son: metal, acrílico, cerámica, porcelana pura o fundida sobre metal, metal-acrílico, metal-cerómetro, metal-cerámica, etc.

Por ejemplo una corono dental de porcelana fundida sobre metal puede llegar a costar alrededor de 250€, las de porcelana pura tiene un precio aproximado de 400€. Las más baratas son las de metal y composite aunque hoy en día apenas se utilizan.

Artículos relacionados con Corona dental