Prótesis Dentales Completas

Las prótesis completas son necesarias en los casos en los que no faltan una o varias pienzas dentales sino que faltan todas. Como es necesario sustituir toda la dentatura, hay que hacer una prótesis completa de los dientes. Existen diferentes tipos de prótesis dentales completas. Por un lado, están las dentaduras postizas y por otro lado nos encontramos con los implantes dentales completos. Es decir, cuando se realizan implantes para todas y cada una de las piezas dentales de la boca.

Prótesis Dentales Completas

Una de las ventajas de las prótesis completas removibles es que pueden ser sacadas por el paciente sin la ayuda del odontólogo e higienizarse. En el caso de las prótesis fijas, como el caso de los implantes, deben permanecer en la boca y se limpian a la misma vez que los dientes. Recomendamos leer el artículo sobre la limpieza de los implantes dentales

Es necesaria la creación de una dentadura completa si el paciente no tiene dientes en absoluto. En el caso de las dentaduras postizas, éstas se mantienen en su lugar por el efecto de vacío. La utilización de una dentadura puede poner una carga psíquica considerable en algunos pacientes ya que suelen considerarla como una condición que es signo de envejecimiento. En un principio, las prótesis pueden ser un poco incómodas de usar, pero este sentimiento cesará con el paso del tiempo. Desafortunadamente, debido a la continua degradación y la atrofia de la cresta alveolar desdentada, es necesario hacer cambios en la prótesis completa una vez cada 1-2 años y cambiarla cada 5 a 7 años.

A diferencia de las prótesis completas, las dentaduras parciales se utilizan si el paciente tiene algunos dientes, el número no es suficiente para una prótesis dental fija. Este tipo de prótesis se crea en una placa de metal que está cubierta con un plástico que tiene el mismo color que la encía del paciente. La prótesis parcial removible se une a los dientes restantes con unos ganchos o retenedores ocultos (invisibles desde el exterior).

Cabe señalar aquí que, debido al uso extendido de las técnicas de implantación, estos tipos de prótesis son menos y aplicado con menos frecuencia.

Ventajas de las protesis dentales completas

Prótesis dentales se usan para reemplazar los dientes naturales. Por lo general están hechas de dientes de resina o cerámica muy realistas que están unidos a una base de plástico, goma o nylon. En caso de que se necesiten reemplazar todos los dientes de una arcada se necesitará una dentadura completa mientras que si solo son unos pocos, quizá baste con una prótesis parcial. Las dentaduras parciales se suelen encajar en su lugar por broches o clips de metal, que se ajustan alrededor de algunos de los dientes restantes.

¿Se nota que alguien lleva dentadura postiza?

No es fácil. Con las tecnología que se hacen las dentaduras de hoy, se realizan de un aspecto tan natural que la gente no puede saber quién está usando una dentadura postiza. El dentista hace la dentadura de manera que ésta se adaptar a la boca del paciente, por lo que se parecerá mucho a los dientes originales, dejando la misma apariencia que antes. El color de los dientes es cuidadosamente seleccionado, ya sea para que coincida con los dientes restantes, o simplemente para mirar que sea lo más natural posible.

Informacion sobre Prótesis Dentales Completas

¿Es fácil de ajustar la dentadura?

Como las dentaduras se han hecho a medida, inicialmente se puede sentir un poco extraño, incluso como si tuviera la sensación de tener la boca llena, sin embargo, sólo es una sensación y ésta desaparece con el paso del tiempo. También es posible que el paciente encuentre que produce más saliva de lo normal, pero esto también es algo a lo que uno se acostumbra muy pronto. El tiempo que se tarda en adaptarse a la nueva prótesis es diferente para cada uno, pero pronto aprenderás a comer, hablar y sonreír como lo haría con los dientes naturales.

¿Cambiar la manera de hablar al usar dentaduras?

Pronunciar bien algunas palabras pueden requerir algo de práctica. Será más fácil habituarse a hablar con la nueva dentadura si practicas en casa haciendo lectura en voz alta y repitiendo aquellas palabras que te resulten difíciles. Pero con el tiempo te adaptarás a la nueva dentadura y te acostumbrarás a ella.

¿Puedo comer con la prótesis fija?

Por supuesto, es uno de los objetivos de las dentaduras postizas, que puedas hablar y comer con naturalidad.

No existe ninguna razón por la que debas sentirte restringido a la hora de seleccionar alimentos, en muy poco tiempo, empezarás a disfrutar de sus comidas. Al principio, es probable que sea una buena idea comer alimentos más blandos y cortar los alimentos en trozos más pequeños, pero solo por una cuestión de confianza y de acostumbrarse a la nueva dentadura. Poco a poco podrás tomar bocados pequeños y masticar mejor.

Prueba a poner la comida en la boca y dividirla en dos partes. Luego mastica cada mitad con la parte posterior de cada lado de la boca. Esta presión uniforme sobre la dentadura dejará hará que te sientas más estable. Algunos pacientes portadores de prótesis completas evitan los alimentos difíciles como el caramelo, la corteza del pan, nueces y manzanas porque se preocupan pensando que podrían desplazar sus dentaduras pero no es necesario hacerlo.